¿Qué es la terapia Gestalt?

¿Qué es la terapia Gestalt? - Somos Psicoterapia

La Terapia Gestalt se caracteriza por enfocarse no solo en los problemas psicológicos sino en desarrollar el potencial humano. Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, se está pensado y sintiendo en el momento más que en el pasado.


La terapia Gestalt (también, psicoterapia Gestalt y psicoterapia gestáltica) surgió en base a las premisas de los teóricos de la percepción de principios del siglo XX. Su fundador, Fritz Perls», tomó como referencia el análisis de los estímulos visuales y auditivos, pero tuvo en cuenta algo más. Tomó las variables emocionales que influyen en todos los seres humanos, y las estudió como auténticas gestalts, es decir, como consecuencias inmediatas de la experiencia vivida, del aquí y el ahora. La experiencia inmediata produce unos efectos en los seres humanos, pero estos efectos se vivencian como una totalidad. Sin embargo, según la psicoterapia Gestalt, esta experiencia se puede dividir en partes más pequeñas, más manejables, ya que de esta forma podemos acercarnos a la comprensión de su naturaleza.

Para la psicoterapia Gestalt, los fenómenos psíquicos (cogniciones, emociones, sensaciones, sentimientos) no se dan de una forma aislada, sino que los unos dependen de los otros y de las características individuales de la persona que los experimenta así como del estado en el que se encuentre. La terapia Gestalt pretende dar explicación a los fenómenos psíquicos en base a la organización conjunta de los mismos. Es decir, sólo comprendiendo la organización de las partes del psiquismo se le podrá dar coherencia a nuestro mundo interior, y así alcanzar un estado de autoconocimiento profundo que dé pie a cambios futuros. Por ello, para la psicoterapia Gestalt, lo importante no es darle una explicación a los fenómenos, no trata de encontrar su por qué, sino más bien el cómo. El cambio se produce a través de la comprensión de la conformación intrínseca de las partes de uno mismo. Los por qué se sustituyen por los qué, los dónde y los cómo.

La MOTIVACIÓN es un factor fundamental para la escuela de la Gestalt ya que de ella depende nuestra forma de percibir los estímulos externos con los que nos relacionamos cada día. Teniendo en cuenta esto, los problemas psicológicos aparecerían cuando una persona no es capaz de adaptar sus necesidades individuales a las demandas del entorno de una forma adaptativa o satisfactoria para él. En este caso, se percibe una sensación de desorganización interna que dificulta su adaptación al medio.

Cuando las necesidades individuales son satisfechas, éstas se eliminan o se sustituyen por otras nuevas permitiendo a la persona desarrollarse y evolucionar. Sin embargo, cuando existen necesidades importantes que quedan por satisfacer, la persona se atasca, se queda enganchada en una etapa anterior en la que vio vulnerada su necesidad, apareciendo desajustes en el proceso de evolución.

¿Qué es la terapia Gestalt? - Somos Psicoterapia

"Para entender la corriente gestáltica debemos entender el proceso como un todo, un conjunto de ladrillos que, encajados entre sí, forman un yo global que debemos moldear para solucionar esos problemas que nos atormentan"

Otro aspecto importante que sienta las bases de la psicoterapia Gestalt es la importancia del presente, del aquí y él ahora. El pasado no suele ser objetivo, está influido por numerosos factores y no nos permite extraer conclusiones fiables. Según esta escuela, el futuro aún no existe y el pasado ya no está, por lo que lo único que nos queda es el presente. Cuando nos quedamos enganchados en una época pasada o en eventos que aún no han sucedido, dejamos de vivir nuestra realidad, nos alejamos de experimentar el presente. Por eso, para la Gestalt, es más útil ser consciente de lo que nos ocurre en el momento presente y tomarlo como la referencia más importante. Esto no siempre es fácil ya que supone enfrentarse a nuestras propias expectativas y las de los demás. Estamos acostumbrados a vivir proyectándonos en el futuro o lamentándonos o añorando el pasado. Por tanto, lo que propone la Gestalt es un cambio bastante sustancial de perspectiva ya que implica  considerar solo lo que tenemos en el aquí y él ahora ya que es lo único tangible y manejable.
 
La ANSIEDAD desde este marco surge cuando tiene lugar un escape del momento presente y nuestra mente se inunda de predicciones catastrofistas sobre lo que acontecerá en un futuro. Aquí tienen lugar los pensamientos negativos y las anticipaciones sobre nuestra conducta y la de los otros, que no nos permiten centrarnos en lo que tenemos en el momento presente. Dichas anticipaciones surgen en base a nuestras experiencias pasadas ya que aprendimos qué ciertas situaciones pueden desencadenar peligros y amenazas que no toleramos. De esta forma, la ansiedad se entiende como un síntoma desligado del presente coma anticipando un futuro incierto en base a experiencias pasadas. Por eso, uno de los principales objetivos de la Gestalt es que la persona aprenda a centrarse en el presente, y así pueda ser consciente de lo que necesita en el momento y entenderse así mismo.

El centro de Psicoterapia Integradora Somos utiliza la terapia Gestalt con sus pacientes para poder mejorar la satisfacción en todos aquellos ámbitos de la vida.

Contacta con nosotros» para una primera sesión gratuita y comenzar a cambiar tu vida.